ORCID: en busca de un identificador único permanente y universal para científicos y académicos

CONTRIBUCIÓN CORTA

 

ORCID: en busca de un identificador único permanente y universal para científicos y académicos

 

ORCID: searching for a unique, permanent and universal identifier for scientists and scholars

 

 

Lic. Rubén Cañedo Andalia,I Dr. Mario Nodarse Rodríguez,II Lic. Karen M. Peña RodríguezI

I Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas. Universidad de Ciencias Médicas de Holguín. Holguín, Cuba.
II
Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas-Infomed. La Habana, Cuba.

 

 



RESUMEN

Durante los últimos años han crecido las dificultades para la identificación inequívoca de los autores en la literatura mundial a causa del crecimiento de dicha literatura y de las formas de identificación utilizadas por autores, editores y productores de recursos de información, como son las bases de datos. Se requiere entonces de un mecanismo capaz de identificar de manera correcta, permanente y universal, y de unificar bajo una sola denominación o código, diferentes formas de identificación de un mismo autor, así como discriminar entre individuos diferentes con una misma forma de identificación. Hoy existen varios identificadores con avances importantes en este sentido. No obstante, la mayoría de las iniciativas presentan un carácter limitado o local. Se impone entonces la búsqueda de identificadores universales. Se revisan algunos de los identificadores de autores más sobresalientes; se expone la experiencia de los autores con el identificador de autor de Scopus y también las características principales de ORCID (Open Researcher and Contribution ID) el identificador considerado como el que posee las mayores posibilidades de universalizarse para los campos del quehacer académico y científico a partir de sus iniciativas dirigidas a la creación de relaciones de equivalencia entre este y otros sistemas de identificación.

Palabras clave: identificadores únicos de autores, servicios de información, base de datos.



ABSTRACT

Difficulties to unequivocally identify authors in global bibliographic production have increased in recent years. This is due to the growth of such production and the identification devices used by authors, editors and producers of information resources, such as databases. A mechanism is thus required to unify all the forms of identification of a given author in an accurate, permanent and universal manner, following a single denomination or code, and to discriminate between different individuals with one and the same form of identification. Several identifiers have achieved considerable progress in this respect. However, most initiatives are either local or of a limited scope. It is therefore necessary to find universal identifiers. An analysis was made of the most outstanding author identifiers. The paper describes the experience of authors with the Scopus author identifier, as well as the main features of ORCID (Open Researcher and Contribution ID). This identifier was found to have the greatest chances of becoming universal for scientific and scholarly activity, due to its initiatives aimed at creating equivalence relationships with other identification systems.

Key words: unique author identifiers, information services, database.


 

 


INTRODUCCIÓN

El problema de la identificación correcta de los autores individuales ha crecido durante los últimos años a causa del incremento exponencial de la producción científica mundial.1 Es común que el nombre de un autor prolífico aparezca registrado en formas muy disímiles tanto en sus contribuciones (artículos de revistas, libros, proyectos, patentes, noticias en medios de difusión masiva, disertaciones, presentaciones a eventos, comentarios en páginas personales e institucionales, citas, entre otros registros de sus resultados y actividades) como en las bases de datos, medios y sistemas donde estos se procesan. Por eso, con frecuencia, es sorprendentemente difícil discriminar y recuperar la totalidad de la obra científica de un autor en la literatura mundial con seguridad de que ellas se corresponden con el autor de interés.2,3

En la ocurrencia de este fenómeno incide una gran cantidad de factores como el descuido de los propios autores al firmar sus artículos y otros documentos, la diversidad de prácticas editoriales y de descripción bibliográfica y los errores en la introducción de los datos en las bases de datos y otros sistemas, entre otros muchos. Esto dificulta considerablemente recuperar la totalidad de la producción de un autor y es una causa común del subregistro o de la atribución indebida de materiales a su obra científica en estudios de productividad, visibilidad e impacto de la literatura académica.

Por esa razón, durante los últimos años se incrementaron los intentos de distintas organizaciones por crear un registro único permanente para los autores, que permita identificar sus artículos dondequiera que estos se ubiquen y con independencia de las especificidades de la escritura del nombre de los autores, las prácticas editoriales y de procesamiento en las bases de datos, así como de los diversos estilos de descripción bibliográfica.

No obstante, el fenómeno no es totalmente nuevo. Identificadores como el ISBN para los libros y el ISSN para revistas se utilizan desde hace varias décadas. Sin embargo, como consecuencia de la popularización de Internet, aparecieron nuevas necesidades y, desde hace algunos años, existe un interés creciente en la industria de la información, así como en el mundo académico y científico, por resolver el problema de la ambigüedad existente con respecto a la identificación universal de las obras científicas en Internet, la determinación precisa de la identidad de los autores, la totalidad de la obra y el quehacer profesional de un autor.

Para atender la necesidad de un identificador digital perdurable no solo de las publicaciones científicas, sino para muchas clases de objetos, creaciones y obras en general, surgió el Digital Object Identifier (DOI, 2000, http://www.doi.org/), propuesto por la Corporation for National Research Initiatives (CNRI), de los Estados Unidos, que proveyó, entre otras facilidades, una identificación digital permanente a las contribuciones publicadas por las revistas electrónicas.4

Entre las iniciativas para atender a las exigencias con respecto a la identificación inequívoca de los autores se destacan VIAF: Virtual International Authority File (Online Computer Library Center, 2003, http://viaf.org/), ArXiv Autor ID (Cornell University Library, 2005, http://arxiv.org/help/author_identifiers), Scopus Autor ID (Elsevier, 2006, http://help.scopus.com/Content/h_autsrch_intro.htm), Names Project (Mimas, British Library, 2007, http://names.mimas.ac.uk/) y Researcher ID (Thomson Reuters, 2009, http://www.researcherid.com/).2

En el año 2009, ORCID (Open Researcher and Contribution ID, 2009, http://orcid.org/), proveyó a la comunidad científica y académica de un recurso no solo para la identificación inequívoca de un autor, sino también para la vinculación del autor con su obra en múltiples contextos y de manera interoperable con otros sistemas de identificación.5

Con posterioridad, aparecería ISNI (International Standard Name Identifier, 2012, http://www.isni.org/), un código para la identificación inequívoca de los productos creados por científicos, inventores, escritores, artistas y otros, como libros, programas de televisión y ensayos periodísticos.6


EL CASO DEL SCOPUS AUTHOR ID, DE ELSEVIER

Particularmente familiar resulta el trabajo realizado por Elsevier para su base de datos Scopus, que estuvo accesible para Cuba a través del programa Hinari hasta 2012. En el año 2009, en una exploración realizada en esta base de datos con el propósito de identificar la producción científica de en el Centro de Investigación y Rehabilitación de las Ataxias Hereditarias, ubicado en la provincia Holguín, se determinó que una parte importante del subregistro de la producción científica de la institución y sus autores en los estudios cienciométricos ocurría por la diversidad de formas en que aparecían los nombres de los autores y de la institución en sus contribuciones. En dicha exploración se halló, por ejemplo, que el Doctor en Ciencias Luis Clodoaldo Velázquez Pérez, presentó 13 variantes principales de su nombre completo:

Velázquez-Pérez
Velazquez, Luis
Velázquez-Pérez, Luis
Velázquez-Perez, Luis
Velázquez, Luis
Velázquez Pérez, Luis
Velázquez, Luís
Velázquez Pérez
Velazquez-Perez, Luis
Velázquez-Pérez, Luis C.
Velázquez, L.
Velázquez Pérez, C. Luis
Pérez, Luis Velázquez

El hallazgo ilustra con mayor exactitud el problema, y reveló la necesidad de iniciar acciones para normalizar la forma de identificar en la literatura científica, la producción de sus investigadores. En Scopus, a pesar de los logros alcanzados, como consecuencia de la complejidad del problema persisten aún ciertas dificultades en relación con la normalización, que afecta de manera particular el posicionamiento de los autores e instituciones hispanas. Gran parte de la responsabilidad recae en los propios autores, los editores de las revistas científicas y en quienes procesan la información de estas para su introducción en las bases de datos.

A pesar de que no son pocos los proyectos emprendidos para solucionar este difícil problema, su alcance la mayor parte de las veces es local y no rebasa los límites de una base de datos, una organización o un país. Los creadores de ciertas bases de datos han optado por incorporar a sus registros algunos de los identificadores más prominentes a escala mundial.

La evolución reciente de la estructura del registro bibliográfico de PubMed-Medline, por ejemplo, muestra este fenómeno. La National Library of Medicine anunció la introducción de un nuevo campo en la estructura del registro bibliográfico de Medline-PubMed: Author Identifier (AUID), que puede ser un código ORCID, ISNI o VIAF. El registro proporciona además un PubMed Unique Identifier (PMID), introducido en el año 2012, para la identificación de cada registro que asignan los procesadores de la base de datos; así como un Article Identifier (AID), un código DOI o un identificador controlado utilizado por la casa editora de la contribución que se referencia en la base de datos.7

 

ORCID

Recientemente, y por las facilidades que ofrece, el identificador de Open Researcher and Contribution ID —una organización sin fines de lucro, apoyada por casas editoras prominentes como Nature Publishing Group, Elsevier e Hindawi e instituciones de investigación élites como el CERN, el MIT y CalTech— ha ganado en popularidad con vistas a garantizar no solo la distinción inequívoca de las contribuciones escritas por los investigadores, sino también como un método efectivo vincular las actividades de investigación de científicos y académicos referidas en diferentes sistemas de información.1,8

ORCID es un identificador compuesto por 16 dígitos, construido sobre la base de la norma ISO 27729:2012, que permite a los investigadores disponer de un código de autor permanente e inequívoco que distingue con precisión tanto su producción como su quehacer científico. Los investigadores pueden registrarse individualmente en ORCID de forma gratuita con el propósito tanto de obtener su código como de almacenar, documentar y gestionar su quehacer profesional. También facilita la colaboración a partir de la identificación de otros especialistas con intereses similares. Una vez obtenido el registro ORCID, es posible añadir información relativa al autor como: correo electrónico, la identificación normalizada (uniforme) tanto del autor como de la institución donde labora, posibles variantes del nombre estandarizado, así como las referencias de sus publicaciones, entre otros datos.3,9

ORCID es un sistema independiente, sin ninguna dependencia editorial, de aplicación global, y permite enlazar los registros de sus usuarios con otros sistemas de identificación de autores como Scopus Author ID y Researcher ID.8 Sus creadores laboran en busca de universalizar sus registros a partir de su vinculación con otros sistemas de identificación.

Con vistas a reducir la ambigüedad en la identificación de los autores, además de suministrar en sus contribuciones su código ORCID u otro similar, los investigadores deben escribir de manera normalizada su nombre personal (nombre bibliográfico único) y su afiliación institucional. En el caso de los autores hispanos, se recomienda consultar las recomendaciones realizadas en este sentido por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), titulado Propuesta de manual de ayuda a los investigadores españoles para la normalización del nombre de autores e instituciones en las publicaciones científicas, un documento elaborado para la FECYT por los grupos de investigación EC3 de la Universidad de Granada y Análisis Cuantitativos de Ciencia y Tecnología del CINDOCCSIC.10

El uso de un nombre bibliográfico único (NBU), es decir, una misma forma de escribir su nombre en las publicaciones científicas realizadas a lo largo de su trayectoria profesional, facilita su recuperación y visibilidad en bases de datos y otros sistemas de información mundiales.10

 

CONSIDERACIONES FINALES

El uso sistemático de un identificador único es una vía apropiada para identificar correctamente a un autor y la totalidad de su obra (materiales en blog personales y sitios Web, artículos y libros, programas docentes, software, entre otros).

Su introducción progresiva en el quehacer de diversas editoriales de prestigio mundial como parte de la información que estas ofrecen sobre sus autores; las facilidades que brindan hoy bases de datos como Scopus y PubMed para introducir en sus registros bibliográficos los códigos personales de los autores; la simpleza del procedimiento para obtener un código ORCID, y sus claras ventajas sobre otros identificadores analizados, hacen pensar en los beneficios que podría generar la adopción de un código universal para la identificación, primeramente, de los académicos y científicos más productivos, los profesionales con altas categorías científicas y docentes, así como la totalidad de los investigadores, como una buena práctica del quehacer profesional individual e institucional, en particular de las entidades de ciencia y tecnología del Sistema Nacional de Salud.

En el futuro esto facilitará el control individual e institucional de la producción científica procesada en grandes bases de datos internacionales, así como reducir su subregistro en el país. Las autoridades científicas y el sistema editorial del sector salud deben comprender que el uso de los códigos únicos de identificación, en particular en los casos referidos, es un paso positivo para perfeccionar la gestión de la investigación y la publicación en salud en Cuba, a partir de la posibilidad de identificar con mayor facilidad la obra completa de un científico o un académico, y su seguimiento. Se deben tomar las medidas necesarias para iniciar su empleo en el Sistema Nacional de Salud, sus instituciones de ciencia y tecnología y sus editoriales.

La carencia de una tecnología y una conectividad apropiada en el sector de la salud en el país no se considera una dificultad mayor que la que representa para desarrollar otras actividades profesionales relacionadas con la creación y la comunicación científica en esta área. Afortunadamente, muchos de los autores más productivos proceden de instituciones con mejores condiciones tecnológicas.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Medical Library Association. Autor identifiers: Tackling Author Name Ambiguity. 2013 [citado 23 de enero de 2014]. Disponible en: http://www.mlanet.org/government/gov_pdf/2013_author%20identiers_factsheet.pdf

2. SWETS. Benefits of a Unique Author Identification System. 2013 [citado 21 de enero de 2014]. Disponible en: http://www.swets.com/blog/benefits-of-a-unique-author-identification-system#.Ut_Br5FOlkg

3. Fenner M. Author Identifier Overview. 2011 [citado 21 de enero de 2014]. Disponible en: http://blogs.plos.org/mfenner/author-identifier-overview/

4. Digital Object Identifier. Key Facts on Digital Object identifier System. 2009 [citado 23 de enero de 2014]. Disponible en: http://www.doi.org/factsheets/DOIKeyFacts.html

5. Open Researcher and Contributor (ORCID). ORCID. 2012 [citado 23 de enero de 2014]. Disponible en: http://orcid.org/

6. International Standard Name Identifier (ISNI). International Standard Name Identifier (ISO 27729). 2013 [citado 23 de enero de 2014]. Disponible en: http://www.isni.org/

7. U. S. Nacional Library of Medicine. MEDLINE/PubMed Data element (Field) descriptions. 2004 [citado 23 de enero de 2014]. Disponible en: http://www.nlm.nih.gov/bsd/mms/medlineelements.html#auid

8. Universidad Politécnica de Cataluña. Open Researcher and Contributor ID (ORCID). Connecting research and researchers. 2012 [citado 23 de enero de 2014]. Disponible en: http://bibliotecnica.upc.edu/es/content/open-researcher-and-contributor-id-orcid-0

9. Open Researcher and Contribution ID. About ORCID. 2012 [citado 23 ene 2014]. Disponible en: http://orcid.org/about

10. Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología. Propuesta de manual de ayuda a los investigadores españoles para la normalización del nombre de autores e instituciones en las publicaciones científicas. 2009 [citado 23 de enero de 2014]. Disponible en: http://www.accesowok.fecyt.es/wp-content/uploads/2009/06/normalizacion_nombre_autor.pdf

 

 

Recibido: 8 de septiembre de 2014.
Aprobado: 10 de diciembre de 2014.

 

 

Lic. Rubén Cañedo Andalia. Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas. Universidad de Ciencias Médicas de Holguín. Holguín, Cuba. Correo electrónico: ruben@infomed.sld.cu

DOI: http://dx.doi.org/10.36512/rcics.v26i1.697.g454

Copyright (c) 2015 Rubén Cañedo Andalia, Mario Nodarse Rodríguez, Karen M. Peña Rodríguez

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.