Revista Cubana de Información en Ciencias de la Salud, 2010-2013: un estimulante resumen editorial

EDITORIAL


Revista Cubana de Información en Ciencias de la Salud, 2010-2013: un resumen editorial estimulante


Revista Cubana de Información en Ciencias de la Salud, 2010-2013: a stimulating editorial summary








En el año 2010, la entonces revista Acimed, hoy Revista Cubana de Información en Ciencias de la Salud, comenzó una serie de transformaciones encaminadas a lograr mayor eficiencia en su gestión editorial, así como mayor calidad y visibilidad en sus artículos. Entre las transformaciones estuvo el cambio en la periodicidad de la revista, de 6 números al año a 4, con el propósito de concentrar y publicar contribuciones más ajustadas a su perfil y de mayor calidad, así como de reajustar organizativamente el resto de los procesos editoriales.

En junio del 2010 se comenzó a trabajar la gestión editorial en la plataforma Open Journal System, lo que ha permitido aumentar la eficiencia del flujo de trabajo a lo largo de las diferentes etapas del proceso editorial mediante la automatización parcial de los procesos que incluyen el envío de los artículos, su paso cíclico a través de los diferentes actores (autor, editor, árbitros, correctores y diseñadores), la asignación de árbitros a cada artículo y el control de las rondas de revisión. Además, la herramienta ha permitido la trazabilidad de todos estos procesos, mantener un archivo y control del colchón editorial y de los artículos recibidos, así como de las estadísticas del proceso, entre otras funciones. De hecho, el número de usuarios registrados en la plataforma de la revista ha ido aumentando progresivamente, de 87 en el 2010 a 1 619 hasta la fecha de confección de este editorial. El dato es notable, ya que el registro en la plataforma solamente es obligatorio para poder enviar artículos como autor o fungir como revisor, pero no para acceder a sus contenidos.

A lo largo de estos cuatro años se ha redoblado el rigor de la revisión por pares y se amplió la cantidad de árbitros externos al Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas (Infomed). En el 2010 colaboraron como revisores 47 profesionales, el 34 % eran doctores en ciencia; solo el 51 % de ellos pertenecía a otras instituciones y no teníamos ningún revisor extranjero. A partir de ese año se produjo un avance en los aspectos mencionados. En el 2011 colaboraron con la revista 51 revisores, el 37 % de los cuales eran doctores en ciencia y el 64 % pertenecían a diferentes instituciones, incluyendo 3 árbitros extranjeros de instituciones españolas. Ya en el 2012, la cifra de árbitros se elevó a 62, el 40 % eran doctores en ciencia, el 74 % procedían de otras instituciones y se incluyeron 5 árbitros de instituciones de Argentina, Colombia y España. En el 2013 apoyaron el proceso de arbitraje 48 revisores (52 % doctores en ciencia y 81 % pertenecientes a otras instituciones, incluyendo 7 árbitros de instituciones de Colombia, España y Venezuela). La inclusión de una mayor proporción de árbitros con categorías científicas superiores y provenientes de un diapasón más diverso de instituciones, perfiles profesionales y académicos y contextos geográficos, indudablemente ha elevado la calidad de este proceso tan importante.

A partir del 2010, el Comité Editorial instauró también un sistema de estimulación a este trabajo de revisión usualmente anónimo y poco reconocido: se publican los listados de revisores en el último número de cada volumen y se envían cartas personalizadas de reconocimiento y gratitud por su labor. Otras iniciativas se evalúan para ponerlas en práctica en el próximo año.

Entre junio del 2010 y septiembre del 2013 se recibieron a través de la plataforma 232 contribuciones, la mayor parte de ellas clasificadas como artículos originales. De ellas, se ha publicado hasta la fecha el 66 %. Los años de mayor cantidad de artículos recibidos fueron el 2011 y el 2012 (80 y 73 al año, respectivamente). La tasa de rechazo también ha aumentado en el período desde el 27 % en el 2010 hasta el 46 % en el 2013, lo que denota el aumento de la exigencia durante la revisión de los artículos.

También la eficiencia de los procesos se ha incrementado, lo que se evidencia en que se ha acortado el tiempo de arbitraje y el período entre el envío del original del autor hasta su publicación. En el caso del arbitraje, el promedio de días entre la asignación y su completamiento en las diferentes rondas durante el 2010 ascendió a 200, mientras que en el 2013 este proceso se logró con una media de 32 días. El tiempo promedio desde el envío de los artículos hasta su publicación también ha disminuido progresivamente de 121 días en el 2010 a 44 en el 2013.

La aparición de la revista entre las 100 más citadas de habla hispana, según Google Académico, y el lugar 110 en el ranking de SCImago Journal & Country Rank, que incluye 146 revistas de Ciencias de la Información, nos indica que se ha ido logrando un posicionamiento entre los usuarios de la revista, aun cuando dista mucho de las potencialidades que tenemos y de los niveles a que aspiramos.

El balance esbozado arroja avances tangibles y redobla el compromiso de nuestro equipo editorial con la excelencia. Agradecemos a los investigadores y académicos cubanos y de Iberoamérica —los verdaderos protagonistas de este proceso— la invaluable contribución que realizan. Los invitamos a que sigan formando parte de nuestra comunidad de autores y revisores, aportando sus habilidades y saberes a través de las páginas de nuestra revista. Sin ellos, nuestros esfuerzos serían estériles.



DRA. C. NANCY SÁNCHEZ TARRAGÓ
Editora Ejecutiva

DOI: http://dx.doi.org/10.36512/rcics.v24i4.545.g351

Copyright (c) 2015 Nancy Sánchez-Tarragó

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.