Osos polares que se convierten en personas y congresos depredadores

EDITORIAL

 

Osos polares que se convierten en personas y congresos depredadores

 

Polar bears that turn into people and predatory congresses

 

 


 

 

A lo largo de los últimos cinco años, la Revista Cubana de Información en Ciencias de la Salud (RCICS) publicó algunos artículos1,2 destinados a tratar de conseguir elevadas cotas de integridad científica en aquella información que luego se disemina en revistas o redes (ya sea por vías formales como informales). En ese contexto, se precavía acerca de editoriales que mercan inescrupulosamente con la ingenuidad de los autores,3 así como sobre revistas presuntamente científicas que en su momento recibieron una calificación que llegó para quedarse: las llamadas "predatory journals".4

Estos deplorables mecanismos, obviamente, siguen dejando réditos a sus inescrupulosos creadores. En efecto, el número de las revistas depredadoras no ha dejado de crecer desde entonces: de las 18 iniciales surgidas en el año 2011, se pasó sucesivamente a 23, 225, 477, 693 y 923 en los siguientes 6 años. En abril de 2018, el número ascendió a 1 337. Aunque el más connotado denunciante de esta plaga académica, Jeffrey Beall, optó en el año 2017 por dejar de publicar su célebre lista, aparentemente a raíz de las amenazas y vituperios de que fuera objeto, según se ha reseñado,5 un grupo de activistas anónimos ha continuado con esa loable labor mediante un sitio que mantiene actualizada la enumeración de revistas y editoras que integran la aciaga nómina. La lista actualizada puede consultarse en el sitio https://predatoryjournals.com/journals/. Es muy posible que tal esfuerzo haya tenido utilidad en la medida que sirve para orientar a investigadores incautos quienes, bombardeados con anuncios de panaceas pseudoacadémicas y acuciados por la "necesidad" de publicar, pueden terminar seducidos por las argucias de los transgresores.

Sin embargo, el fenómeno que nos ocupa, lejos de desaparecer, no solo perdura, sino que adopta formas novedosas. El nuevo cauce ha sido denunciado recientemente tanto en revistas de gran prestigio6 como en destacados medios de prensa.7 Los profesores Madhukar Pai y Eduardo Franco, eminentes investigadores de la McGill University de Canadá, reaccionan con indignación ante esta nueva modalidad que, según sus palabras, socava la ciencia y daña la actividad académica. Se trata de invitaciones para acudir, ya sea como participante o incluso como presidente de mesas redondas, sesiones de trabajo u otras modalidades, a conferencias o congresos que son verdaderos fraudes, pues las contribuciones no son objeto de revisión alguna. Suelen realizarse en lugares turísticamente atractivos, y quien cae en la tentación de aceptar, tiene que desembolsar montos que se ubican entre 600 y 2 000 euros, según ha denunciado el investigador noruego Are Brean.8 El modelo de negocios produce que empresas como OMICS (una de las más agresivas en el envío de aluviones de mensajes electrónicos que invitan a los investigadores para que se inscriban en dichas reuniones) recauden cada año millones de dólares.

Con el empleo del programa, SCIgen (https://es.wikipedia.org/wiki/SCIgen) concebido por estudiantes del Instituto Tecnológico de Massachusetts diez años atrás, con el que se generan artículos cuyos contenidos se configuran con intervención del azar, el Dr. Brean, Editor Principal del Norwegian Medical Association, fabricó un trabajo bajo el seudónimo de Dr. Lur N. Dreier. A continuación lo envió a los organizadores de una conferencia convocada para celebrarse en Oslo bajo el rimbombante nombre de 2018 IIER 362nd International Conference on Recent Advances in Medical Science. La investigación daba cuenta de algo espectacular: 25 osos polares que se habían convertido espontáneamente en personas. Este notable aporte, (http://waset.org/pdf/books/?id=83925&pageNumber=55), una vez superado el presunto peer review, fue aceptado para su presentación tan solo cuatro días después de haber sido enviado.

El hecho es jocoso pero, superado el estupor inicial, tales experiencias lo que producen es profunda desazón en la comunidad científica internacional. Vivimos en las "sociedades de la posverdad", caracterizadas como aquellas donde los límites entre la verdad y la falsedad se desdibujan deliberadamente.9 En el ámbito político, Donald Trump quizás sea su más encumbrado exponente; en el mundo de la ciencia, la elección es menos clara. La invasión de los trucos propios de esa tendencia se pone de manifiesto ahora también con los congresos depredadores.

Ante esta realidad, procede redoblar el rigor y la transparencia. Corresponde a los espacios académicos cubanos, y a la RCICS en particular, mantener una lucha sin concesión alguna contra cualquier expresión de esta índole. Ante el embate de los mercaderes, solo cabe aumentar la exigencia para evitar que nuestras investigaciones, libros, tesis o artículos científicos contengan citas procedentes no solo de revistas depredadoras, sino también de congresos de análoga naturaleza.


LUIS CARLOS SILVA AYCAGUER

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

[1]. Silva Ayçaguer LC. Luces iniciales y sombras actuales del “acceso abierto”: una mirada desde los países en desarrollo. Rev Cubana Inform Cienc Salud. 2014;27(2):118-21.

2. Silva Ayçaguer LC. La meta-investigación: en defensa del rigor y la transparencia informativa. Rev Cubana Inform Cienc Salud. 2015;26(2):92-3.

3. Silva Ayçaguer LC. Acerca de una modalidad editorial espuria. Rev Cubana Inform Cienc Salud. 2012;23(1):73-7.

4. Silva Ayçaguer LC. Las editoriales científicas depredadoras: una plaga académica. Rev Cubana Inform Cienc Salud. 2016;27(3):420-8.

5. Straumsheim C. No More “Beall’s List” Ed. 2017 [citado 16 de abril de 2018]. Disponible en: https://www.insidehighered.com/news/2017/01/18/librarians-list-predatory-journals-reportedly-removed-due-threats-and-politics

6. Grey A, Bolland MJ, Dalbeth N, Gamble G, Sadler L. We read spam a lot: prospective cohort study of unsolicited and unwanted academic invitations. BMJ. 2016;355:5383.

7. Madhukar Pai M, Franco EL. Predatory conferences undermine science and scam academics. Huffington Post. 2017 [citado 16 de abril de 2018]. Disponible en: http://www.huffingtonpost.ca/dr-madhukar-pai/predatory-conferences-academia_b_12467834.html

8. Brean A. Dr Dreier's method. 2017 [citado 16 de abril de 2018]. Disponible en: http://tidsskriftet.no/en/2017/11/fra-redaktoren/dr-dreiers-method

9. Keyes R. The Post-Truth Era: Dishonesty and deception in contemporary life. Nueva York: St. Martin's Press; 2004.

DOI: http://dx.doi.org/10.36512/rcics.v29i2.1240.g736

Copyright (c) 2018 Luis Carlos Silva Ayçaguer

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.